SAN ARNOLDO JANSSEN

Escrito en el año 2003 en la ocasión de la canonización de Arnoldo Janssen.

Cual ardiente fogata su temple forjó
En Steyl, en Alemania
Nuestro noble fundador

Hombre estricto pero justo
De gran fé y oración
Con libros de geografía en la mano
Y con Cristo en el Corazón

“Construyes en tiempos de guerra
¿has perdido la razón?”
No hizo caso a estas palabras
y continuó con su misión

Ojos superfluos no encuentran
para esto explicación
pero todos nosotros sabemos
que el espíritu lo guio.

Con variados gestos de amor
a todos enseñó
que aunque la guerra destruye naciones
Cristo renueva el corazón

A él se fueron uniendo
personas con el mismo don
distintos sexos y varias edades
pero con una sola misión

Como ardiente fogata, su temple encendió
en el mundo, entre los pueblos
esta nueva congregación

yo aún te veo aquí,
mi noble fundador
en cada ladrillo de mi escuela
y en el de cada misión…

… tu fogata nos ilumina
desde la gracia del señor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s