Dionisia

Virgilio la veía casi todos los días y, no obstante, siempre sentía como si fuese la primera vez. Toda su persona era arrebatada por una sensación de incompletitud y deseo. Ella aparecía delante de él y se robaba el color de todo el entorno, arrebataba la paleta de colores de su mundo y lo re-dibujaba a su paso. Él aprovechaba los pocos ratos que ella tenía libres para conversar, de filosofía, de ciencias, su mente era tan fascinante. Virgilio era innegablemente un hombre romántico, frecuentemente se lo “auto-atribuía” a su sangre italiana, pero no dejaba de ser hombre…. No solo le atraía el intelecto y la personalidad de Dionisia, era dolorosamente obvio que no podía evitar admirar su cuerpo cada vez que pasaba, como sus vestidos acariciaban ese cuerpo que parecía esculpido por un cincel divino que luego fue extraviado. Cuando tenía la oportunidad, le encantaba perderse en el movimiento de sus labios preguntándose qué sabor tendrían. También miraba un lunar que ella tenía en el pecho, cerca del hombro izquierdo, por la forma en que resaltaba en su piel lo comparaba con la estrella sirio, y en lo más íntimo de sus pensamientos se preguntaba cómo sería descubrir el mapa entero de sus constelaciones.

Aquella tarde en Santorini la vio tan hermosa y la supo tan inalcanzable que su corazón se tornó en un batido de éxtasis y tristeza. Ese mismo ocaso, mas tarde en un restaurante de Pyrgos, escribió:

Venus de los Volcanes,
Ojalá me resultaras indiferente
Como lo es mi ser a tus ojos
Pues mi corazón acelera al verte

Y que mi cuerpo no responda
a la forma de tu cuerpo,
pulsando por completarse,
encendiéndose por completo

Dionisia de palmas ásperas
Atenea, hábil y fuerte,
Que a las montañas asciendes
Tan delicada y tan inteligente.

Qué deidad te habrá esculpido.
que puso en tu piel estrellas,
arrojó su cincel a un río,
e hizo única tu belleza.

4 Comments

  1. Un texto bello y luminoso . La progresión del relato en prosa , culmina con la expresión de un dolor amargo , que el lenguaje poético enaltece .
    Me gustó mucho y noto , además , algo así como un perfeccionamiento de su lenguaje , sin perder autenticidad . Lo sentí con más fuerza en la prosa , tal vez porque tenía un contenido esperanzador . La poesía se oscurece en la aceptación del imposible , hay como una salida silenciosa .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s