Semillas

Hoy encontré una carta, una carta del pasado

Y en ella puedo ver que cosecho lo que no he sembrado.

Sembré rosas blancas, llenas de amor y afecto

Y regadas con tu cariño quería que fueran creciendo

Tonto sembrador, soy, que ignoro la osadía

De haberte entregado en el huerto, esa noche, toda mi vida.

Ahora solo a veces me sonríes, e iluminas mi esperanza,

Me alegro como un niño, pero es en vano

Pues de este sembradío, solo ortigas he cosechado

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s